El bichón maltés, un aristócrata juguetón

De pequeño tamaño y porte elegante, el bichón maltés se distingue por el largo pelo blanco de textura sedosa que cubre todo su cuerpo y le confiere un aire aristocrático cuando le cae por los dos lados hasta los pies. Es originario de la cuenca del Mediterráneo y ya era muy popular en la época del Imperio romano, como mascota favorita de las matronas. Vivaracho y cariñoso, tiene una apariencia de eterno cachorro que lo hace irresistible como animal de compañía.

El maltés es un perro que inspira ternura al instante, tanto por sus pequeñas dimensiones, pues no suele superar los 4 kg de peso, como por sus movimientos juguetones y su mirada de ojos grandes, ovalados y de un marrón intenso. El aspecto limpio, refinado y suave de su pelo, además, invita a las caricias, y su talante tranquilo y abnegado, pero activo cuando es necesario, lo convierte en una raza muy adecuada para tener dentro de casa.

Si hay algo que necesita el maltés es el amor y la proximidad de los suyos, pero en su justa medida, pues tiene tendencia a sufrir ansiedad por separación si se queda solo durante varias horas, y puede volverse demasiado protector y mostrar conductas molestas si recibe un exceso de mimos y atenciones. Por ello es tan importante socializarlo desde una edad temprana, enseñarle pautas básicas de obediencia mediante recompensas, elogios y juegos, y dejarle claro su lugar en el núcleo familiar desde el principio.

A pesar de su carácter doméstico, el maltés disfruta mucho de los paseos al aire libre e incluso destaca en deportes de competición que requieren de inteligencia y vigorosidad, como el agility, la obediencia y el rally. Se trata de una faceta que contrasta con la imagen de perro de salón que se suele tener de él, propagada, en parte, por las numerosas pinturas en las que aparece acompañando a refinadas y hermosas damas. Gracias a su talante abierto y amigable y a la facilidad con la que se deja querer, también es un buen perro de terapia. Y nada desdeñable es su papel como perro guardián, capaz de dar la voz de alarma con sus ladridos sin amedrentarse.

Cuidados constantes

A pesar de su aspecto delicado, el bichon maltés goza, en general, de una salud robusta y no tiene dolencias destacables atribuibles a la raza, exceptuando la tendencia a la luxación de rótula, lo que lo convierte en una raza poco apta para estar con niños muy pequeños, ya que podrían lesionarlo de manera accidental.

En contrapartida, no es un perro fácil de mantener. Para que su precioso pelo se conserve en perfecto estado requiere de un cepillado diario y de una sesión de peluquería canina para lavar, cuidar el pelaje y estilizar el corte cada mes y medio, como mínimo, tanto si lleva un corte largo como si lo lleva al estilo cachorro. Con estos cuidados evitaremos la formación de nudos, eliminaremos el pelo suelto y también oxigenaremos la piel, lo que impedirá la acumulación de humedad y la consiguiente proliferación de hongos, así como la aparición de problemas dermatológicos.

El maltés requiere, asimismo, de otros cuidados cotidianos, que incluyen la limpieza de los ojos, los lagrimales y alrededor del hocico, con la finalidad de que el pelo no se torne rojizo en estas zonas y prevenir infecciones en los ojos. Una buena manera de evitar infecciones en los ojos e impedir que se ensucien consiste en recoger el pelo de la cabeza en un moño, ¡con lo quedarán de lo más divertidos!

Dulce y adorable, el bichón maltés es un magnífico perro de compañía que proporciona alegría y diversión y que podrá ir con nosotros a todas partes. Bien arreglado, es elegante y distinguido como pocos ¡y será la envidia del vecindario!

Destacado

Los ejemplares de menos de 3 kg se conocen coloquialmente como bichón maltés toy. Aunque no cuentan con una raza reconocida, se asemejan a los malteses de la línea americana, más pequeños y con menos cantidad de pelo que los de la línea europea.

Tip

Si quieres que tu maltés vaya siempre impecable, los estilistas caninos de The Animal King te recomiendan seguir un plan de mantenimiento semanal. De esta manera ahorrarás dinero y tendrás a tu perro arreglado en todo momento. ¡Pregunta en nuestras tiendas de animales!