Conquistadores diminutos: los Chihuahuas

Los Chihuahas encuentran su origen en México, aunque también se ha afirmado que es una raza introducida en Centroamérica por los conquistadores españoles. Otros teóricos han puntualizado que los Chihuahuas tienen sus orígenes en China, tras el hallazgo de relieves de pequeños perros en templos toltecas y de ínfimos esqueletos de perro encontrados en las excavaciones de zonas aztecas y toltecas.


El Chichuaha, sin embargo, ha tenido una larga historia. Tras esos hipotéticos orígenes de creación el año 1898 fue importado a Estados Unidos desde Chihuahua, México. A partir de ahí se exporto al resto del mundo.


El Chihuaha es un perro pequeño (de 16 a 20 cm y entre 1 y 4 Kg) de cabeza redondeada, morro corto y puntiagudo y orejas puntiagudas. Actualmente es la raza más pequeña de perro que existe! También tiene los ojos redondos y grandes y las patas rectas y musculosas. Su color es muy variable, desde rojo, crema, u oro a chocolate, negro y fuego entre otros. Lo podemos encontrar con el pelo largo y corto.


No suelen tener una buena reputación entre el público en general. Haz la prueba. Pregunta a unas pocas personas "¿Crees que los chihuahuas son perros agradables?" y verás como muchos de ellos exclaman, "¡No! Son como pequeñas pirañas que muerden!" Esta reputación tiene una base de verdad, pero cabe decir en su defensa que muchas personas tratan a los Chihuahuas como juguetes, muñecos de peluche, o niños, lo que agrava su carácter.


Son animales cariñosos e inteligentes, y les gusta ser el centro de atención, con grandes dosis de mimos y caricias. Tienden a elegir a una persona favorita, así pues, dentro de una familia, tendrán predilección por un miembro de ella. No es la raza más adecuada para estar en una casa con niños pequeños, por una parte su reducido tamaño les hace muy vulnerables, y por otra, su necesidad de atención hace que prefieran ser ellos el bebé de la casa.


Es una raza muy entregada y receptiva, de naturaleza no agresiva, aunque puede ser muy ladrador sin una buena educación. Mimarle demasiado le puede convertir en un ejemplar quejica, frágil y caprichoso por eso es muy importante la educación y el trato que se le da.

Principales Cuidados

Estos perros no necesitan mucho ejercicio y además su pelaje no requiere demasiados cuidados, por lo que resulta idóneo para personas mayores que necesitan compañía. En el caso de pelo corto, las atenciones son mínimas, un cepillado de vez en cuando para retirar los pelos muertos y listo! Con el pelo largo el cepillado deberá ser semanal para deshacer posibles enredos y retirar pelos caídos.


Al ser una raza pequeña es idónea para la vida en un piso, ya que no necesitan grandes espacios para hacer ejercicio. Aun así a nuestro peludo le gusta practicarlo y recibir estímulos tanto físicos como mentales, así que es recomendable jugar con él y llevarle al parque para que socialice y se divierta.


Respecto a su temperamento, estos perros pequeños son divertidos, leales y con una personalidad peculiar y excéntrica. En otras palabras, los Chihuahuas pueden ser algo antisociales, por lo que si tu mascota ha heredado los genes de un mal temperamento, será aún más importante que haya tenido una buena educación. Especialmente que haya vivido un intenso proceso de socialización y formación que moldeará su comportamiento.


Los Chihuahuas pueden sufrir accidentes, caídas y pisotones debido a su pequeño tamaño, que resulten en fracturas de extremidades, pero por lo general son animales fuertes en proporción a su tamaño.

Alimentación

Suelen ser un poco caprichosos con lo que respecta a la comida y tiende a la obesidad, por eso es muy importante regular su dieta y hacer un plan de alimentación adaptado al metabolismo del animal. No dudéis en consultar a nuestros expertos en alimentación natural para saber qué opción se adecúa mejor a vuestra mascota!

Curiosidades

A veces los Chihuahuas olvidan su tamaño e intentan defender a los suyos a toda costa, es por eso que les vemos ladrar o saltar encima de perros de raza mucho más grandes que ellos. La devoción por sus dueños y aquellos que consideran los de su manada es superior a todo!
Es una raza muy sensible al frío debido a su reducido tamaño y su piel más fina. Os recomendamos abrigarles bien si vivís en una zona muy fría, podéis comprarles ropa de su tamaño para evitar hacerles pasar un mal rato en el exterior.
El nombre real de la raza no es Chihuahua, sino Chihuahueño, que significa "lugar árido y arenoso". Debido a que proceden de la región de Chihuahua, se les conoce comúnmente por ese nombre.