4 cosas básicas que debes saber sobre la alimentación felina

La alimentación es uno de los factores que más influye en la salud y el bienestar de nuestras mascotas y uno de los aspectos que más interés despierta entre los amantes de los gatos. Sin embargo, tan importante es procurar a nuestros queridos felinos una dieta en la que no falte ninguno de los nutrientes básicos como tener en cuenta una serie de pautas y consejos sobre alimentación felina. ¡Sigue leyendo y lo descubrirás!

 

1. Elige alimento de calidad adecuado a cada etapa

Si pudiéramos preguntar a un gato por su alimento preferido, muy probablemente nos diría que un ratón… Ricos en proteínas, vitaminas y minerales, la carne, los tejidos y las vísceras de estos pequeños roedores constituyen un verdadero manjar para un gato que vive en libertad, aunque no resulta el plato más apropiado para un gato doméstico. Sí lo son, en cambio, los piensos y la comida húmeda de calidad, que le asegurarán los nutrientes que necesita para alimentarse correctamente. A la hora de elegir la mejor comida considera, además, los requerimientos especiales de cada etapa de la vida, el nivel de actividad física y su estado de salud, para prevenir posibles déficits y la temible obesidad. ¡Y nunca cambies drásticamente la dieta de tu gato! Nuestros asesores en las tiendas The Animal King te ayudarán a encontrar los productos más adecuados y a mejorar la alimentación de tu mascota.

 

2. Dale a tu gato una alimentación variada

No solo de croquetas vive el gato… Aunque el pienso seco es muy cómodo para nosotros, no nos engañemos: lo que hace relamer los bigotes de un gatito son las comidas enlatadas. Es muy recomendable incluirlas en su dieta, por ser comida húmeda que le proporciona agua, proteínas y grasas de origen animal, así como minerales y aminoácidos tan importantes como la taurina. Eso, sí, asegúrate de que los ingredientes que contienen sean de óptimos y de que el equilibrio dietético sea el conveniente para tu gato. Si sigues una dieta combinada, varía de pienso de vez en cuando y permite que tu gato experimente con nuevos sabores. No son pocos los gatos que se aburren de comer siempre lo mismo, pues no en vano tienen fama de gourmets.

 

3. Cerciórate de que toma suficiente agua

Es de sobra conocido que los gatos no hacen buenas migas con el agua. Quizás sea por esta misma razón que tienden a beber poco y son especialmente sibaritas cuando lo hacen: quieren agua fresca y limpia. Por eso es necesario cuidar este aspecto. Ten en cuenta que una ingesta deficiente de agua puede ocasionarles graves problemas en el sistema urinario y deshidratación. Tanto las latas como el pienso húmedo contribuirán a mantenerlo hidratado, mientras que con una dieta exclusivamente seca, su necesidad de agua será mayor. Pon a su disposición un buen cuenco lleno de agua, que deberás limpiar y llenar a diario. En The Animal King te recomendamos los de de acero inoxidable, un material no poroso que, a diferencia del plástico, no acumula bacterias y no transmite ningún sabor extraño al líquido. Ahora bien, si quieres que tu gato beba agua con auténtico empeño, no hay nada como las fuentes automáticas especiales para gatos, que le ofrecen agua corriente de una manera divertida y que también podrás adquirir en nuestros establecimientos.

 

4. Procura que coma a diario

Numerosos propietarios de gatos desconocen el peligro que corre su mascota si deja de comer aunque sea un solo día. Los gatos, sobre todo los obesos, pueden desarrollar una dolencia conocida como lipidosis hepática, o enfermedad del hígado graso felino, una acumulación de lípidos en el hígado que provoca insuficiencia hepática. Dada su gravedad, acude enseguida a tu veterinario cuando detectes una disminución progresiva del apetito en tu gato o cuando este pase más de 24 horas sin comer. Aunque esta dolencia puede desencadenarse por múltiples causas, una alimentación cuidada, tanto en la composición como en la variedad de sabores, pues los gatos tienen un apetito muy caprichoso, contribuye a su prevención.

 

TIPS

¿Cómo saber si tu gato está bien hidratado? Por la elasticidad de la piel. Forma un pliegue de piel en la parte del cuello. Al soltarlo, la piel debería volver rápidamente a su estado original. Si no lo hace, es probable que tu gato necesite una mayor ingesta de líquido.